Entre mis derechos y mis palabras…

Mi derecho a expresarme es como: el planeta de amigable; la lluvia cayendo en el techo; mi imaginación; es convivir con mis amigos; estar en el sol; es ser libre para opinar; la alegría que tengo con mi familia; escuchar música; ser un ángel; divertirme con mi familia; hacer un largo viaje; compartir con mi mamá y mi otra familia; hablarle a las personas con cariño; jugar un partido de fútbol por lo divertido y bueno; un viaje que me da alegría; la paz de mi barrio; vivir la vida, ser feliz y no dejar que nadie me haga daño; es aceptarme como soy; jugar con mis amigos.

Tengo derecho a la educación porque: me gusta estar jugando con mis amigos y familia (eso es otra forma de aprender); debo ser feliz y tener una carrera; es un logro; todos somos iguales; me gusta estudiar y aprender; la escuela me enseña como convivir con mis amigos; sin estudios no seré nadie en la vida; aprendo a ser mejor, más listo y ¡más que listo!; si no me educo no me van a querer en mi familia, ni en la calle y seré un vago cuando sea grande; en el futuro debo tener una carrera y eso lo lograré estudiando; después no vamos a ser educados; mi futuro depende de ella; aprendo cosas nuevas que no he aprendido; quiero ser alguien en la vida; es mi derecho aprender en mi escuela Fe y Alegría; si no soy una niña educada no puedo ser respetada por nadie; quiero tener un futuro excelente y ordenado; me gusta; me están enseñando; quiero prepararme y hacer mi futuro.

Tengo derecho a vivir con mi familia porque: es lo mejor, lo máximo; son mis seres queridos, son los que conviven conmigo y con los que viviré siempre; sin ella no seré nadie; todos los niños y niñas del mundo deberían tenerlo; es mi alegría, mi corazón y es todo para mí; me gusta convivir con ella, me dan mucha alegría; ellos me van a educar, me van a enseñar lo que es bueno y lo que es malo, además ¡voy a recibir amor!; es muy divertida; ella es la que me cuida y me ama, esa es la que me dio Jesús, ¡sin ella, yo no estaría vivo!; me mantiene y me cuida; no es igual a otra; la quiero, ellos son la razón por la que estoy aquí; me ha dado todo; me trajeron a la vida; es mi sangre, me hacen mejor persona y me enseñan; es única y siempre contaré con ella; puedo divertirme, aprender a compartir y a disfrutar; Dios nos hizo a cada uno con el propósito de estar al lado de la familia; sin ella no hay casa, ropa, comida, agua ni amor. Si no tengo familia, no estarán conmigo para consolarme.

Mi derecho a ser feliz es como: la vida; ir al colegio; mi papá; jugar; estar en la playa con mis parientes; es vivir sin barreras; un perrito jugando con su dueño; estudiar; la libertad que tengo, además de tener una vida sana y amorosa; mi papá cuando juega futbol; tener alegría; darle a todos cariño; disfrutar de la vida; mi mamá de amistosa y divertida; ir a una fiesta para divertirme con mi familia y amigos; el amor que me da mi mamá; la gaita que suena; la lluvia que cae a mis pies; la libertad de tener un vida sana y amorosa; el amor de Jesús hacia nosotros, hermoso y perfecto; estar con mi familia.

Mi nombre es un regalo de mis padres, cuando lo escucho pienso: como fue para ellos elegirlo y la felicidad que tenían; en lo mucho que me aman mis padres; es el mejor regalo que Dios me ha dado; en como mis padres me quieren; en mi nacimiento; el mejor obsequio de mis padres; es el nombre más bello (a mis abuelos les gusta); que mis padres me quieren más de lo que yo pienso; en mi mamá y papá; en mi padre, porque él me regaló su nombre; en el amor que cada día me dedican; en Dios, en mis padres y en las personas que me quieren.

Tengo derecho a jugar porque: es de todos los niños distraernos y hacer nuevos compañeros; es muy divertido; me divierto con mis amigos y conozco nuevas amistades; soy una niña y me divierto compartiendo y muchas cosas más; es mi derecho; me divierto y eso me enseña a no pelear, a jugar en equipo, a compartir y también a creer en Dios; hay un lado juguetón en todos los niños e incluso en los adultos; es tener alegría y felicidad compartiendo; soy un niño, no tengo edad para trabajar y quiero disfrutar; es como amar; me sirve para aprender y divertirme con mis amigos y amigas; si no me divierto me quedaré aburrido por siempre; aprendo algo nuevo y me divierto.

Texto colectivo 6to “C”

Año escolar 2019- 20 | Fe y Alegría El Manzanillo