Programa Madres Promotoras de Paz en Fe y Alegría Occidente: Formados 26 facilitadores de los centros educativos

El pasado lunes 12 y martes 13 de noviembre 2018, en el Edificio Regional de Fe y Alegría Occidente, se llevó a cabo la formación para facilitadores del programa Madres Promotoras de Paz, con la organización del Centro de Formación e Investigación Padre Joaquín y la Oficina Zonal del Programa Escuela, facilitado por Yarley Cañizales, Javier Parra y Jeniree Vílchez . Este espacio ha sido promovido mediante el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para reproducir acciones con mujeres empoderadas de las comunidades y, de esta manera, seguir apostando por el objetivo 4 del plan estratégico de Fe y Alegría.

En este espacio de formación, se ofreció herramientas suficientes para trabajar el programa con orientadores, psicopedagogos y coordinadores de Comunidad y Cultura de las escuelas de Fe y Alegría Occidente; con el fin de convertirse en agentes motivadores para animar y acompañar grupos de mujeres/madres en el entorno de las escuelas.

“Estas personas son claves, uno porque tienen relación con la comunidad  y el otro porque le va a brindar las herramientas para el trabajo de la persona, el mirarse hacia sí mismo, perdonar heridas, que pueden ser muchas de las causas porque las personas sean agresivas”. Expresó Jeniree Víchez, facilitadora de la formación.

El programa busca reconstruir el tejido social roto por la violencia para convertirnos en una organización que incida en la creación de muros de contención ante la violencia. Es por ello que incluye una metodología que va desde la revisión personal (Nivel 1: La paz comienza con la P de Persona), pasando por las relaciones familiares, retos, riesgos, comunicación con los hijos e hijas (Nivel 2: Ahora somos comadres), hasta llegar a la organización, comprender la convivencia, los derechos y las responsabilidades propias y del Estado (Nivel 3: Somos ciudadanos y tenemos derechos).

Como resultado se cuenta con 26 educadores formados como facilitadores y dispuestos a poner en marcha grupos de mujeres/madres en los centros donde laboran. La idea es que entre los primeros meses del próximo año 2019, cada centro desarrolle estos espacios de formación adaptando los tiempos a la participación de las mujeres/madres para garantizar una mayor atención.