Educación media

Nuestros jóvenes

 La realidad del joven actual, se percibe como resultado de una serie de cambios científicos, tecnológicos, económicos y sociales que han provocando el paso de la modernidad a la postmodernidad en la cual los valores establecidos, comenzaron a cambiar.

Por supuesto, estos cambios definen a los/las jóvenes y configuran las coordenadas del mundo donde él se desenvuelve. Se presenta en los/las jóvenes una centralidad de la emocionalidad: el seguimiento de afectos, personas, no de proyectos; la experiencia religiosa se plantea de modo individual; se vive en la inmediatez, la comunicación y resultados más rápidos y el hedonismo, escogencia de lo que me proporciona mayor placer; existe una simultaneidad y flexibilidad cognitiva; prevalece el sentido del presente frente al futuro; la informalidad se presenta como el mejor medio de acercamiento a ellos/ellas.

Los y las docentes tendrían que preguntarse cómo facilitar el desarrollo del conocimiento en los/las estudiantes y mas allá el desarrollo de una personalidad sana con valores y principios que sirvan de base fundamental para su entrada en el mundo adulto.

Nuestra propuesta

 Por todo esto, es de suma importancia estar claros en qué es lo que se quiere lograr en materia de desarrollo de valores y cuáles son los pasos que el centro educativo necesita dar para ello.

Por un lado es importante que los materiales que se proponen para facilitar el proceso de educar en valores, sean asumidos por el centro educativo en pleno. Que sea una línea de acción a desarrollar por todos y todas en el mismo

El papel de los/las docentes es muy importante en esta etapa. Se plantea entonces la necesidad imperiosa de que ellos/ellas se esfuercen por conocer el mundo juvenil en el que se desenvuelven sus estudiantes, para poder llenar de significado el proceso de enseñanza y aprendizaje en el centro.

Por otra parte el centro educativo, si quiere verdaderamente conquistar a sus estudiantes, necesita propiciar momentos para la vivencia, experiencia y desarrollo sano de las capacidades que los/las estudiantes necesitan adquirir para ser los sujetos autónomos que se quieren formar.

El material que se propone a continuación está formado por:

  • El perfil de competencias, énfasis e indicadores para los tres primeros años de la educación media;
  • La matriz de temas para los encuentros de aula del 1er año de media y los indicadores a desarrollar de acuerdo a las cuatro dimensiones que esta propuesta de valores contempla: persona, relaciones humanas, realidad social y ambiental y espiritualidad;
  • Las fichas didácticas propuestas para cada uno de los encuentros, incluyendo el momento inicial y la convivencia temática para el primer lapso.
  • Las fichas de trabajo de los/las estudiantes para ser utilizada en los temas expuestos.

Materiales